Corea del Norte emitió el pasado domingo la recreación de un ataque con un misil sobre una ciudad no especificada de Estados Unidos durante un acto celebrado en Pyongyang. Las imágenes, sin embargo, se han hecho públicas al resto del mundo este miércoles. El vídeo del ataque simulado se exhibió en un auditorio de la capital, Pyongyang, con motivo del 105º aniversario del fundador del país, Kim Il-sung.

El montaje muestra un misil balístico disparado por Corea del Norte que supuestamente cruza el océano Pacífico y golpea un lugar no identificado de EE UU. Tras el estallido, aparece una bandera estadounidense en llamas. Un coro acompañó a la proyección con una canción compuesta para la ocasión en honor de las unidades de artillería Hwasong, responsables de varios de los últimos lanzamientos de misiles de corto y medio alcance norcoreanos.

La simulación de un ataque con un misil, conocido como Hwasong-1, se produce en plena escalada de la tensión en la península coreana por las alusiones de Washington a un posible ataque preventivo contra Pyongyang en respuesta a sus continuas pruebas armamentísticas. El último de estos test tuvo lugar el pasado domingo, cuando Corea del Norte, que el día anterior había exhibido en un desfile militar unos supuestos nuevos proyectiles intercontinentales, trató de lanzar sin éxito lo que pareció ser un misil de medio alcance.

A esto se suma la posibilidad de que el régimen de Kim Jong-un realice una nueva detonación atómica subterránea en los próximos días, después de que las últimas fotos tomadas por satélite de su centro de pruebas nucleares de Punggye-ri (en el noreste de el país) muestren que todo parece listo para ejecutar un ensayo nuclear.