El presidente de la República Mexicana Enrique Peña Nieto dijó estar desconcertado  por ser sospechoso ante la teoría que han difundido sobre la  detenciones de Javier Duarte y Tomás Yarrington.

Después de la detención el líder de Morena López Obrador, en efecto, puso un tuit en el que escribió a propósito de la captura del exgobernador veracruzano.

tweet

A Morena, se le acusa de haber pactado con Duarte en las pasadas elecciones de gobernador en Veracruz, para evitar la llegada de Miguel Ángel Yunes a Palacio de Gobierno.

Cabe decir que es una buena noticia para México y un indispensable mensaje contra la impunidad. Otra de las capturas fue Tomás Yarrington por la cual ya ha anunciado que dará la batalla contra la extradición.

En la cárcel actualmente ya están Guillermo Padrés, Jesús Reyna, Flavino Ríos ahora se agregan dos exgobernadores más César Duarte y Eugenio Hernández quienes tienen cuentas pendientes con la justicia.

Pero también que los órganos de inteligencia están de adorno y no ven una con los narcogobernadores.

Es cierto que la detención del exgobernador de Veracruz en un hotel de la zona turística del bello lago Atitlán, en Guatemala, derivó de errores que parecen bobos. Hay elementos  para pensar que fue una entrega pactada.

Los nombres de los hijos de Duarte Carolina, Emilio y Javier fueron registrado en la lista de pasajeros del avión que los transportó al país centroamericano.

Previamente habían agarrado a un propio con pasaportes falsos  con la foto del exgobernador y de su esposa, en ruta hacia Guatemala.

Alguien con poder debería decirle a los del Estado Mayor que el territorio nacional no es un cuartel en el que dan órdenes, y que lo cortés no quita lo valiente.

Advertisements