La Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJCDMX) aportó elementos de prueba determinantes para que un Juez de Control vinculara a proceso a un hombre de 30 años de edad, por su probable participación en el delito de violación en agravio de una mujer de 24 años, en la delegación Tláhuac.
En video conferencia la Fiscal para la Atención de Delitos Sexuales, Alicia Rosas Rubí, informó que el imputado fue capturado mediante orden de aprehensión horas después de cometer el ilícito.
Detalló que la víctima abordó un taxi Nissan, tipo Tsuru, en la colonia Agrícola Metropolitana; sin embargo, el conductor condujo por cerca de 20 minutos se detuvo, amagó a la joven con un cuchillo y la amenazó de muerte si gritaba.
Acto seguido, le quitó sus pertenencias, le ordenó que se agachara, le amarró las manos hacia atrás y le tapó el rostro con una prenda”, informó la fiscal, de acuerdo con la carpeta de investigación iniciada por el agente del Ministerio Público de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales.
Rosas Rubí explicó que tras la agresión sexual, el individuo tomó una credencial de la joven y la amenazo ir a buscarla a su hogar para matarla si decía algo.
Nuevamente le amarró las manos, puso en marcha el taxi y transitó por espacio de otros 20 minutos, hasta que la abandonó en calles de la delegación Tláhuac”, agregó.
La ofendida buscó ayuda e ingresó a la estación Zapotitlán, del Sistema de Transporte Colectivo, Metro, y solicitó ayuda a un policía; tiempo después se reunió con familiares y fueron trasladados en una patrulla a la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales, donde realizó su denuncia.
A partir de ese momento agentes de la Policía de Investigación, adscritos a la fiscalía antes citada, solicitaron las imágenes de las cámaras de videovigilancia del Centro de Comando y Control (C2) Oriente, para ubicar el vehículo y al imputado, lo que permitió su aprehensión.
En tanto, el dictamen de psicología determinó que la víctima presenta afectación de agresión sexual.
Finalmente, la Fiscal de Atención a Delitos Sexuales, señaló que de encontrarse penalmente responsable, el indiciado enfrentaría una pena de hasta 26 años en prisión.
El Juez de Control le impuso como medida cautelar la prisión preventiva oficiosa en el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente; además, dio plazo de tres meses para el cierre de investigación.