Miguel Ángel Yunes, actual gobernador de Veracruz, celebró la captura de Javier Duarte y se comprometió a aplicar todo el peso de la ley contra él.

En conferencia de prensa, aseguró que la detención del exfuncionario era un tema que le exigía la sociedad, por lo que es un gran paso para hacerle justicia a más de 8 millones de veracruzanos.

Me siento satisfecho y orgulloso de este gran logro. Me lo exigían airadamente, hoy puedo decir con orgullo: Javier Duarte ya está en prisión, lo logramos, se hará justicia. No habrá perdón.”

Asimismo, Yunes Linares recordó que durante los tres últimos años presentó varias denuncias contra Duarte de Ochoa y aportó las pruebas que llevaron a ordenar su detención, por lo que se dijo orgulloso de haber colaborado en el caso.

Dediqué 13 años de mi vida a documentar el atraco a las arcas públicas de Veracruz, exhibí la corrupción y demandé que se frenara el saqueo. Hicieron todo para impedir que llegara a gobernador porque sabían que haría justicia.

En este sentido, resaltó que ni él ni su familia cedieron a las presiones y extorsiones de parte de Duarte y sus cómplices para evitar la denuncia, por lo que además de darse crédito en el hecho, aplaudió la actuación del presidente Enrique Peña Nieto y el gobierno federal.

Siempre afirmé que sería detenido porque sabía de los esfuerzos que se hacían para lograrlo. Nunca vi el menor asomo de complicidad o algún intento de encubrirlo.

Por último, el gobernador veracruzano indicó que se sumarán a la petición de extradición para que Javier Duarte regrese a México y concluya su proceso que implica también a varios exfuncionarios estatales y se devuelvan los miles de millones de pesos robados y que ahora están en manos de la familia de Duarte y delincuentes.