El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, llegó hoy a Seúl para reafirmar su alianza de seguridad con Corea del Sur, poco después de la fallida prueba nuclear de la vecina Corea del Norte, que consideró una “provocación”.

Pence arribó en torno a las 15:24 horas locales (06:24 GMT) a la base aérea estadunidense de Osan en Pyeongtaek, ubicada a 70 kilómetros al sur de Seúl, donde fue recibido por altos funcionarios surcoreanos.
Casi de inmediatamente después, el vicepresidente estadunidense se dirigió al Cementerio Nacional, en el sur de Seúl, donde depositó una corona de flores “en honor de los surcoreanos que han sacrificado su vida por la causa de la libertad”, según indicó el propio Pence, a través de su cuenta de Twitter.
La ‘provocación’ de esta mañana es un recordatorio de los riesgos que afrontan cada día”, dijo Pence, al asegurar que Estados Unidos afrontará con fuerza este tipo de amenazas.
La visita de tres días de Pence a Seúl se da en medio de las crecientes tensiones con Corea del Norte, que antes de su llegada Norcorea intensificó su retórica belicista lanzando esta mañana un misil balístico que falló, según un reporte de la agencia Yonhap.

Fuente: Excélsior 

Advertisements

¿Qué te parece?