Un coche bomba estalla al paso de varios vehículos que transportaban refugiados en la ciudad de Alepo; se reportan decenas de heridos

Miles de personas se encuentran bloqueadas cerca de Alepo, algunas en zonas rebeldes, otras en sectores controlados por el régimen.

BEIRUT.

Una explosión cerca de un convoy de buses que esperaba entrar a Alepo dejó decenas de muertos y heridos el sábado, luego que se paralizó un acuerdo de evacuación entre las dos facciones rivales en Siria, dejando a miles de personas atrapadas en dos puntos de tránsito en las afueras de la ciudad.

 

Medios pro Damasco dijeron que fue un atacante suicida quien detonó un auto bomba, en cuya explosión murieron al menos 22 personas. La televisión estatal siria atribuyó a los ‘grupos terroristas’ -término utilizado por el régimen para designar a rebeldes y yihadistas- la responsabilidad de este ataque.

Imágenes de televisión mostraban lo que parecía ser daños tras la explosión, con cuerpos tendidos en el piso.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos indicó que hubo al menos 43 muertos y decena de heridos.

La explosión se produjo en el área de Rashidin, en las afueras de Alepo, donde los buses esperaban pasar desde los territorios en manos de los rebeldes hacia la propia ciudad, que es controlada por el gobierno, llevando a personas que fueron evacuadas el viernes de dos pueblos chiíes.

Fuente: EFE