Rey Adolfo Terán y Abelardo Alvarado fueron asegurados el martes pasado, en el cruce de las calles Horacio y Anatole France

Un Juez de Control dictó prisión preventiva justificada a dos hombres detenidos en posesión de más de 9 millones de pesos en efectivo en moneda nacional y extranjera, en la delegación Miguel Hidalgo, informó la Procuraduría General de Justicia capitalina.

3.4 millones de pesos300 mil dólares en efectivo llevaban en maletas a bordo de un auto

El impartidor de justicia determinó vincularlos a proceso por el delito de  operaciones con recursos de procedencia ilícita (hipótesis de al que posea recursos que procedan de una actividad ilícita, con el propósito de ocultar el destino de dichos recursos), al haberse acreditado los elementos del tipo penal con base a los datos de prueba aportados por el representante social.

Rey Adolfo Terán y Abelardo Alvarado, detenidos el martes pasado en Polanco, con 3.4 millones de pesos y 300 mil dólares en efectivo (suma de casi nueve millones de pesos), que ocultaban en dos maletas dentro de un Jetta placas 549-YPS, fueron trasladados al Centro de Detenciones del Reclusorio Oriente.

Los imputados fueron detenidos por policías de la Secretaria de Seguridad Pública capitalina el día mencionado, a bordo de un vehículo Volkswagen, tipo Jetta, color gris, cuando circulaban en el cruce de las calles Horacio y Anatole France, de la colonia Polanco.

Este diario informó ayer que Rey Adolfo Terán aseguró ser chofer y trabajó como escolta para Aarón Josué Ramos, exOficial Mayor de la ALDF, y quien ahora labora en la Consejería Jurídica, a cargo de Manuel Granados Covarrubias.

Este sujeto fue detenido en Puebla en 2012 en posesión de armas de alto calibre, cartuchos y chalecos antibalas, pero dejado en libertad al acreditar su permiso de portación. También tiene un antecedente penal en 2014 en Guanajuato.

Rey Adolfo trabajaba con el funcionario de la Consejería Jurídica, quien renunció en 2014 tras difundirse un video en el que se aseguraba que se había enriquecido de manera ilícita y que tenía nexos con el crimen organizado.

Es hermano de Francisco Geronimo Terán, detenido en 2015 por secuestro y homicidio de un empresario. Ha sido vinculado con el Cártel de Sinaloa.

Con información de Excélsior