El director general de United Airlines, Óscar Muñoz, se disculpó este martes por el maltrato a un pasajero chino, quien fue expulsado por la fuerza de un vuelo sobrevendido en Chicago. “Nadie debería ser tratado de esa forma”, afirmó tras la condenada generalizada en el país asiático.

Oscar Muñoz les dijo a una nota a los empleados el martes que sigue perturbado por el incidente del domingo por la noche en un vuelo de United Express en Chicago.

“Me disculpo profundamente con el pasajero sacado a la fuerza y con todos los pasajeros a bordo. Nadie debería ser maltratado de esa forma”, afirmó.

Muñoz fue ampliamente criticado por dos declaraciones que hizo el lunes sobre el incidente, cuando llamó al hombre de 69 años que fue expulsado del avión “alborotador y beligerante”.

El martes, el director dijo que está decidido a “arreglar lo que no funciona para que esto no vuelva a suceder jamás”. Indicó que la aerolínea revisará el transporte de personal y sus políticas para alentar a los pasajeros a ceder voluntariamente sus asientos. Dijo que la revisión de políticas estará concluida para el 30 de abril.

Las acciones de United Continental Holdings Inc cayeron hasta un 4.4 por ciento el martes debido al hecho, al parecer de origen asiático, es arrastrado fuera de un vuelo de United Airlines sobrevendido.

A finales del martes, el video del incidente violento fue visto más de 210 millones de veces en el popular servicio chino Weibo, similar a Twitter. Muchos usuarios expresaron su indignación por la percepción de que ese pasajero fue expulsado por prejuicios étnicos y algunos pidieron boicotear a la aerolínea estadounidense.

“¡Basura!” posteó en Weibo el escritor Su Danqing. “Por la forma en que estaban tratando a este hombre asiático, nunca pensaron en los derechos humanos. De lo contrario no lo hubieran hecho de esa manera”.

“¡Maldita sea! ¡Hay que boicotear a esta aerolínea!” opinó en la misma red Liu Bing, trabajador de una compañía de telecomunicaciones.

Los medios estatales alimentaron la ira con informes que señalaban que la víctima no identificada era un “pasajero asiático”.

United hace negocios importantes con los pasajeros chinos y un boicot de consumidores podría afectarla gravemente. United dice que opera más vuelos directos entre Estados Unidos y China en más ciudades chinas que cualquier otra aerolínea.

No son raros los alborotos en los vuelos en China, que han incluido casos de pasajeros peleando con miembros de la tripulación. El año pasado, un pasajero enfurecido golpeó a un empleado de mostrador de la aerolínea con una placa metálica.

El reciente incidente de United pareció alimentar las frustraciones de los clientes con las aerolíneas, pero esta vez los papeles se invirtieron y el pasajero fue mostrado como la víctima.

Los ejecutivos de la aerolínea buscan controlar el daño causado a su imagen y sus relaciones públicas.

Con información de La jornada

Advertisements