Sólo 21 de los 66 módulos de seguridad, mejor conocidos como Tecallis, son ocupados por la Dirección de Seguridad Ciudadana, por lo que el resto se encuentran en condiciones de abandono o en comodato a las delegaciones.

En ese sentido, Mario Montiel, secretario del Ayuntamiento, reconoció que, pese a que existía un plan para transformar los tecallis en bibliotecas y oficinas delegacionales, la realidad es que muchos de ellos se encuentran en abandono porque no ha sido solicitado que se entreguen en comodato.

“Evidentemente todos los módulos de policía al ser propiedad del ayuntamiento forman parte del patrimonio inmobiliario municipal, dicho patrimonio se encuentra bajo la custodia de la Secretaría del Ayuntamiento, en este caso concreto al ser ocupados 21 por la Dirección de Seguridad Ciudadana, los restantes tendrán que ser ocupados para diferentes fines”.

Detalló que para ocupar un bien inmueble del ayuntamiento para un fin determinado, la solicitud debe ser mediada por un acuerdo de Cabildo, esto es, si un módulo se va a ocupar para un uso que le quiera dar la Dirección General de Administración, deberá hacer la solicitud para que ese bien inmueble sea destinado para tal efecto.

“En la zona norte sí llegó a haber un conflicto algunos módulos porque llegaron a ser ocupados por personas que se ostentaban como autoridades auxiliares y luego los abandonaron, entraba gente que no era parte de ellos,  entonces fue un trabajito estar recuperando esos bienes, actualmente ya recuperamos la mayoría de ellos, algunos los están ocupando en comodato algunas autoridades auxiliares”, finalizó.

Advertisements