Corea del Norte denunció este martes el despliegue “insensato” de la marina estadounidense junto a la península coreana, advirtiendo de que el régimen está preparado para responder, una evidencia de la escalada de las tensiones en la región.

El envío por parte de Washington de un portaaviones y su flota hacia la zona “viene a probar que los movimientos insensatos de Estados Unidos para invadir la República Democrática Popular de Corea han alcanzado una fase grave”, dijo un portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores según la agencia oficial KCNA, en el primer comentario de Pyongyang desde la maniobra estadounidense el domingo.

Menos de 48 horas después de bombardear una base militar Siria, el presidente estadounidense Donald Trump lanzaba lo que ha sido interpretado como una advertencia a Corea del Norte. El grupo aeronaval estadounidense, que incluye un supertransportador de aviones USS Carl Vinson, dos destructores de misiles guiados y un crucero de misiles guiados, canceló un paro programado en Australia y puso rumbo al Océano Pacífico occidental desde Singapur, en una demostración de fuerza ante las crecientes amenazas del régimen norcoreano.

Trump ya ha amenazado con tomar acciones de forma unilateral contra Pyongyang si Pekín no logra detener el programa nuclear de su vecino. De hecho, este martes el inquilino de la Casa Blanca lanzó una advertencia desde su cuenta de Twitter: “Corea del Norte está buscándose problemas. Si China decide ayudar, sería perfecto. Pero si no lo hace, ¡nosotros (Estados Unidos) resolveremos el problema sin ellos! U.S.A”.

Con información de Zócalo

Advertisements

¿Qué te parece?