La policía alemana investiga todas las opciones en el ataque con explosivos que sufrió hoy el plantel del Borussia Dortmund poco antes del partido contra el Mónaco, por la Liga de Campeones del futbol europea.

“Hay que ver en qué dirección se encarrilan las pistas”, dijo un portavoz de la policía en Dortmund, que aclaró que hasta el momento no hay indicio alguno que haga presumir un atentado terrorista o un ataque de ultras rivales.

El autobús con el plantel de Borussia Dortmund a bordo fue atacado por tres artefactos explosivos escondidos en las inmediaciones de la salida del hotel en el que estaba concentrado el equipo.

Por el impacto resultó herido en una mano el defensor español Marc Bartra, que tuvo que ser hospitalizado.

El encuentro de ida de los cuartos de final fue suspendido y se jugará mañana miércoles a las 11:45 (México).

Con información de Milenio Deporte