Ciudad de México. Autoridades del gobierno de Italia capturaron, en colaboración con la Procuraduría General de la República (PGR), al ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, acusado de lavado de dinero y de colaboración con el crimen organizado. De extracción priista, Yarrington también es buscado por la justicia de Estados Unidos.

Mediante un comunicado, la PGR dio a conocer que con la participación de la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales, la Agencia de Investigación Criminal ubicó al ex gobernador. “La detención se logró con motivo de la ficha roja solicitada a la Interpol por contar con una orden de Aprehensión librada por el Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en Tamaulipas, por los delitos de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita, entre otros”.

La dependencia federal señaló que se espera la repatriación de Yarrington en los próximos días, mediante la coordinación con autoridades italianas.

Desde agosto de 2012, un juez federal ordenó la aprehensión del ex mandatario, al comprobarse que había recibido sobornos por parte del cártel del Golfo y haber participado en lavado de dinero, a través de un prestanombres que operó en el sector inmobiliario.

En 2016, cuatro años después de que se ordenó su captura, la PGR ofreció una recompensa de 15 millones de pesos por información que llevara a la captura de Yarrington.

Yarrington, de 59 años, fue gobernador de Tamaulipas (noreste, fronterizo con Estados Unidos) de 1999 a 2005 por el PRI.

En 2012 fue expulsado de las filas de su partido. Era buscado por la Interpol e investigado por la agencia estadounidense DEA (Administración para el Control de Drogas, por sus siglas en inglés).

El ex gobernador está prófugo de la justicia desde 2013, cuando fue acusado por la Fiscalía Federal de Estados Unidos por aceptar sobornos de diversos grupos delictivos, incluidos el cártel del Golfo y Los zetas.

Redacción La Jornada

Advertisements