Agua limpia y a su alcance, un lugar confortable donde descansar y recuperar energía, así como atención médica y una alimentación balanceada, que no dependa de tendencias de moda, como la comida vegana.

Todo propietario de una mascota debe estar consciente de las necesidades del animal para vivir, sostuvo el coordinador del Centro Infantil de Rehabilitación con Asistencia Canina (CIRAC) de la Universidad Autónoma del Estado de México, Rafael Cano Torres, quien puntualizó la necesidad de respetar a las especies con las que convivimos y tratamos.

Lo anterior, al participar en el Foro Temático de Bienestar Animal realizado en el Campus “El Cerrillo”, marco en el cual dictó la Conferencia “Calidad de vida y bienestar animal en pequeñas especies”

Subrayó que un animal de compañía debe contar con condiciones mínimas e indispensables para vivir, como agua limpia y a su alcance, un lugar confortable donde descansar y recuperar energía, así como atención médica y una alimentación balanceada, que no dependa de tendencias de moda, como la comida vegana.

Además, manifestó, debe realizar actividad física de calidad, pues no sirve sólo jugar con él a aventarle una pelota durante horas; también tiene necesidades mentales e incluso, de incentivar su olfato, su sentido más desarrollado.

La interacción social, destacó, también es importante y un perro necesita convivir con sus congéneres, lo cual le ayudará a tener un comportamiento social aceptable, que redituará en una vida aún más saludable.

Rafael Cano Torres aconsejó a quienes están a punto de adquirir un perro o ya lo tienen tomar en cuenta destinar un presupuesto para los imprevistos médicos que pueda presentar el animal.

Por último, enfatizó que a mejor calidad de vida, mejores condiciones de bienestar animal, entendido como el confort animal, incluyendo alojamiento apropiado, cuidados, prevención de enfermedades, manejo humani