La candidata independiente Teresa Castell consideró que la actual campaña por la gubernatura del estado de México es totalmente inequitativa, si bien está aprobada, también está condicionada porque el financiamiento público que le corresponde no es suficiente, ante esta situación impugnó la asignación de presupuesto público para los candidatos independientes a la gubernatura realizado por el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM).

Su argumento, refiere, recae en que deberían ser tratados los candidatos independientes como partidos de nueva creación y así tener accesos a prerrogativas del orden de los 10 millones 800 mil pesos, cantidad que le fue asignada a Virtud Ciudadana.

“Buscamos que el financiamiento público sea conforme a la ley: el mismo, como si fuese un partido de nueva creación, Virtud Ciudadana recibió 10 millones 800 mil pesos, comparados con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) que son casi 76 millones, estamos en total desventaja”, lamentó.

Denunció que, además de recibir una cantidad mucho menor de financiamiento público en comparación de lo que recibieron otros cinco candidatos, los 900 mil pesos que le corresponden serán administrados en tres partes; la primera, expuso, se recibió apenas el miércoles de esta semana, de tal manera que “arrancamos la campaña después, lo que propicia inequidad, pues los candidatos de partido están en campaña desde el primer día”.

Es por lo anterior que propuso un financiamiento equitativo para todos los aspirantes a la gubernatura mexiquense, con lo que se demostraría que ganan votos a través de su talento y no su poder de compra.

Advertisements