La candidata de Acción Nacional al gobierno del Estado de México reprocha al priista hablar a nombre del Presidente de la República.

“Como si fuese una extensión más del Gobierno federal, el primo del Presidente Peña, Alfredo Del Mazo, se comprometió a que ya no vendrían más secretarios federales al Estado de México, con lo que confirmó lo que ya todos sabíamos: que sí había una estrategia desde el gobierno federal para apoyar su candidatura”, aseveró Josefina Vázquez Mota, candidata del PAN al gobierno mexiquense.

Vázquez Mota reprochó también las atribuciones que se tomó su rival priista, al comprometerse a nombre del Presidente de la República a dejar de ejecutar su plan en el Estado de México, con lo que no queda ninguna duda de que “son lo mismo y son los mismos”.

“Esta es la prueba clara de que hay un trabajo conjunto entre el gobierno federal y la campaña de Del Mazo. La verdad cae por su propio peso. Nosotros lo advertimos y hoy lo reiteramos: estamos frente a una auténtica elección de Estado”.

Por lo anterior, nuevamente hizo un llamado a los mexiquenses a votar en libertad, a no dejarse chantajear ni intimidar por quienes les quieren hacer regalos o los amenazan con quitarles sus beneficios sociales.

“A los ciudadanos les digo: el futuro es más que una tarjeta con unos cuantos pesos o una despensa de vez en cuando. Los mexiquenses merecen un futuro con oportunidades, con salud, con seguridad, con paz, con empleos bien pagados y nada de eso ha ocurrido en prácticamente 90 años de gobiernos priistas. Necesitamos más que un cambio. Es hora de lo que le sigue y yo estoy lista para encabezarlo”.

Recientes análisis han revelado que se han desviado más de 500 millones de pesos del gobierno federal para apuntalar la campaña priista en el Estado de México, aunado a las cientos de visitas que funcionarios federales han realizado a la entidad en los últimos meses.

Josefina Vázquez Mota informó, por último, que el equipo jurídico de su campaña y del partido ya están explorando opciones para denunciar lo que, sin duda, constituye una prueba más de que se pretende organizar una elección de Estado en la entidad.