La venta de cigarros en México creció 29.5 por ciento en 2016, al alcanzar las 2.6 millones de cajetillas vendidas en total en el país, frente a los 2 millones de un año antes, apoyado principalmente por la incursión de jóvenes que comienzan a fumar, atraídos por productos con cápsulas ‘saborizadas’.

En México, el año pasado cerca de 35 millones de jóvenes se ubicaron entre los 15 y los 24 años de edad, según el INEGI, siendo un segmento poblaciónal proclive a con sumir cigarros.

Con cápsulas ‘saborizadas’

Tabacaleras atraen a potenciales clientes.

Incluso el alza de 3.4 por ciento en el precio de los cigarrillos no mermó la necesidad de los mexicanos por echarse una ‘fumadita’, pues el consumo per cápita de los fumadores pasó de 8.8 cajetillas al mes durante 2015 a 11.40 al cierre del año pasado, según cálculos de El Financiero y con base en los datos de la Encuesta Nacional de la Industria Manufacturera del INEGI.

Se trata de un repunte histórico, luego de que su demanda bajó 33.8 por ciento en 2013, para después comenzar a crecer de forma constante a tasas de doble dígito.

De la mano del incremento en las ventas de cigarros, los ingresos de la industria también subieron en 64.4 por ciento en el 2016, su mayor alza desde el 2007, último año en que se tiene registro.

Pese al incremento

En el precio de los cigarros y sin importar la prohibición de fumar en espacios cerrados, los consumidores aumentaron sus compras en 2016.

“En 2010-2015 el valor de ventas de los cigarros ha crecido debido a los incrementos en precio y nuevos impuestos aprobados en 2011(…) Las compañías de cigarros están apostando por la innovación, la cual en los últimos años se ha enfocado principalmente en cápsulas de sabor”, comentó Ingrid Belmont, analista de Euromonitor International.

Los jóvenes prefieren cigarros con sabor porque consideran que son más elegantes y menos dañinos, de acuerdo con un estudio realizado a una muestra de 5 mil 723 fumadores publicado en Tobacco Control.

La Ley Antitabaco en México entró en vigor el 1 de julio del 2009 y en ella se estipula la prohibición de fumar en espacios públicos cerrados en todo el territorio nacional. Eso causó que durante ese año su venta disminuyera 1.8 por ciento con respecto al 2008.

Durante los siguientes años se vieron aún más afectadas las ventas, al caer 2.1 y 29.1 por ciento en el 2010 y 2011; hasta alcanzar una baja de 33.8 en el 2013, para posteriormente en 2014 empezar un crecimiento de doble dígito.

Focos

29.5% creció la venta de cigarros en el 2016, al alcanzar las 2.6 millones de cajetillas.

11.4 paquetes de cigarros al mes per cápita consumieron los fumadores durante 2016

British American Tobacco (BAT), la segunda firma con mayor presencia en México y que maneja las marcas Camel, Lucky Strike Pall Mall y Montana Shots, asegura que el efecto relajante de la nicotina es lo que atrae a los consumidores.

“Muchos en la comunidad de la salud pública sugieren que estas personas fuman porque son adictos a la nicotina. El efecto farmacológico de la nicotina, un efecto estimulante no muy lejano al causado por la cafeína y un efecto relajante, son una parte importante de la experiencia de fumar y no es muy probable que los fumadores acepten cigarrillos sin nicotina”, se lee en la página de la empresa.

Tampoco el alza en el precio de la cajetilla de cigarros detuvo su consumo. En el 2011, una caja de 20 piezas de Marlboro Rojo costaba en promedio 38 pesos, mientras que para este año su precio ronda los 48.75 pesos, un alza de 28.2 por ciento en seis años.

El gravamen aplicado a los cigarros en México inició en 2010 y actualmente tiene una tasa de 160 por ciento bajo el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).

Philip Morris, empresa que controla la marca Marlboro y lidera el mercado en México, tuvo un desempeño débil en el continente americano, ya que en países como Canadá o Argentina, reportó caídas en su volumen de ventas de 1.4 y 11.5 por ciento, respectivamente, durante el 2016.

Sin embargo, en México logró desplazar 7 por ciento más mercancía. Así, concluyó 2016 con ingresos de 36 mil 200 millones de dólares, 6.8 por ciento más frente a los 33 mil 900 millones el año anterior.

De acuerdo con datos de Phillip Morris International (PMI), el mercado total estimado de cigarrillos en México aumentó 6.7 por ciento al cierre de 2016 contra el 2015, por la mejora de las condiciones de la industria y una menor presencia del comercio ilícito en el sector.

“Para las dos cigarreras con mayor participación en el país (PMI y BAT), México continúa siendo una geografía relevante en la que siguen desarrollando nuevos productos y compitiendo entre sí para mantener e incrementar su participación de mercado”, dijo Ingrid Belmont, analista de Euromonitor International.

La participación de la empresa en el mercado nacional se vio favorecida al incrementarse 0.8 por ciento frente al 2015, además de registrar un crecimiento en las marcas Marlboro,Benson & Hedges y Delicados (de bajo costo).

Con información de El financiero