Bajo la premisa de tener un Gobierno incluyente y 100 por ciento ciudadano, la candidata independiente a la Gubernatura del Estado de México, María Teresa Castell de Oro, arrancó su campaña y dio a conocer las acciones que emprenderá en caso de salir victoriosa tras las próximas elecciones del mes de junio.

En conferencia de prensa, Teresa Castell enfatizó el hartazgo de su persona y de la ciudadanía en general respecto a los gobiernos que han estado al frente de la entidad mexiquense, encabezados por miembros de las mismas familias que únicamente han saqueado al estado y al país.

“Creo que es tiempo de decir, basta ya a los partidos políticos, han hecho muy mal su tarea y es tiempo de que se vayan a descansar, que los mandemos a descansar, ese debe de ser el trabajo de todos los ciudadanos”, argumentó Teresa Castell.

Precisó que el ciudadano no votará por la persona de Teresa Castell, sino por su independencia y libertad, al tiempo de dar su voto de castigo a los candidatos que no han funcionado y trabajado para beneficio de la ciudadanía.

La también empresaria dijo que factores como la corrupción, el atraco y la manipulación de las autoridades en los negocios, evitan el desarrollo económico de la entidad, lo que culmina en el desempleo y en las mínimas posibilidades de crecimiento para los ciudadanos mexiquenses.

Reprochó la falta de generación de empleos al regalar una tarjeta con dinero, pues con ello el gobierno lo único que hace es una “fábrica de pobres”.

“Si no fomentamos el crecimiento económico esto va a ser muy difícil, lo que quiere la grandeza es grandeza, no un grande, grandeza y generación de riqueza para el estado de México, como generación de empleo, el gran problema de este estado es la pobreza, y la pobreza, y la pobreza es lo que nos ha llevado gracias a estos partidos, es una fábrica de pobres lo que están haciendo”, dijo.

Por otro lado, anunció siete propuestas, entre las cuales están la erradicación de la corrupción y el fomento de la transparencia, con ello impulsará la cadena perpetua a funcionarios que hagan mal uso de sus facultades para el enriquecimiento personal, además de proponer una Contraloría Ciudadana, que tendrá la facultad de auditar las acciones de cada secretario.

Teresa Castell anunció además la creación del Observatorio Ciudadano, mismo que tendrá como función principal será identificar los actos de corrupción al interior de su gobierno, y castigando a aquellos que incurran en estas prácticas.

“No más amigos, no más familiares o compromisos dentro de cargos de secretarías, el perfil deberá de ser como en cualquier empresa, para eso se les paga un sueldo. A todos estos señores se les está pagando un suelto, y ellos tienen que dar productividad como si estuviese en una empresa, y si no dan resultados se tendrán que ir”, explicó.

Con ello, dijo que de no dar resultados en sus compromisos de gobierno a los dos años de su gobierno, dejara el cargo, con la intención de dar mejoras reales a la ciudadanía.

Existirá un Gabinete Sombra que llevará a cabo la revisión de todos los convenios, negocios y entregas de apoyos hechos por el gabinete, incluyendo a la misma gobernadora.

En materia de salud, Teresa Castell dijo atenderá las peticiones puntuales de todos los centros de salud, mismos que además serán revisados a fondo para identificar la problemática que ocasionan carencias de medicamentos y atención a la ciudadanía.

Con lo que a la seguridad respecta, dijo mejorarán las condiciones de la policía, misma que será impulsada a tener mejores sueldos, uniformes y capacitación oportuna para la atención de la inseguridad, misma que afecta a prácticamente toda la ciudadanía.

Con información de : Sol de Toluca

Advertisements