El trámite se realizará por medios electrónicos en las 146 Oficinas Consulares de México en más de 50 países.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) puso en marcha la comprobación de supervivencia para pensionados en el extranjero a través de medios electrónicos, con los que se reduce el proceso de gestión de 45 días a uno; se restringe el número de trámites de 5 a 3 pasos y se reducen documentos para garantizar la continuidad en el pago de la pensión.

Dicho procedimiento puede realizarse en las 146 Oficinas Consulares de México en el Extranjero, gracias al Convenio de Colaboración suscrito entre el IMSS y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en la última semana de diciembre pasado, que entre otras acciones, reforzó la coordinación en beneficio de 10 mil pensionados que radican en diversos países.

La mayoría de los trámites se realizan en Los Ángeles, Dallas, Houston, Chicago y San Antonio, en Estados Unidos.

Igor Rosette Valencia, Director de Prestaciones Económicas y Sociales, explicó que con este modelo de atención, los pensionados acudirán a cualquier sede diplomática del país donde se encuentren, presentarán identificación oficial y su Número de Seguridad Social (NSS) para que el funcionario consular compruebe su identidad y registre la comprobación de supervivencia.

Añadió que dicho registro se envía inmediatamente en forma electrónica al IMSS, que emite una respuesta digital a la Oficina Consular, a fin de que el funcionario entregue al pensionado su comprobante, el cual contiene la fecha límite para realizar el próximo trámite.

Los pensionados en el extranjero deberán acudir dos veces al año a la Oficina Consular a realizar en forma presencial su comprobación de supervivencia para evitar la suspensión del pago de pensión.

Anteriormente, este trámite podía durar hasta 45 días y se hacía en cinco pasos:

1.- El pensionado acudía a cualquier Oficina Consular de México en el extranjero, entregaba identificación oficial, NSS y fotografías al funcionario consular.

2.- El funcionario identificaba al pensionado y expedía un certificado en papel seguridad con vigencia de 45 días.

3.- Enviaba el documento al IMSS por valija diplomática

4.- El IMSS lo recibía, validaba los datos e informaba a la Oficina Consular la próxima fecha límite de comprobación de supervivencia.

5.- La Oficina Consular informaba esta fecha al pensionado.

Rosette Valencia destacó que la mayoría de las comprobaciones se realizan en Los Ángeles, Dallas, Houston, Chicago y San Antonio, en la Unión Americana; y en menor escala en España y Canadá.

Dijo que al agilizarse este trámite, los pensionados se benefician al reducir el tiempo de respuesta y tienen certeza sobre la continuidad del pago de su pensión.

Subrayó que con el Convenio de Colaboración IMSS-SRE, los consulados también brindan a los connacionales orientación, asesoría y capacitación sobre otros servicios digitales que pueden realizar ante el Seguro Social a través de Internet.

Advertisements

¿Qué te parece?