Coincidencia o no, desde el 16 de marzo de 2017, hasta el día 21, hasta tres veteranos de guerra posaron ante los medios con un gran cheque, luego de ganarse la lotería.

Todo comenzó el pasado 16 de marzo de 2017. Aquel día, Stanley Wilson, veterano de la Armada de Estados Unidos, de 66 años, recibía un cheque de 25.000 dólares al año, de por vida. No obstante, Stanley prefirió recibir 390.000 dólares de una tirada, para poder disfrutar su premio y compartirlo con su familia. “No me lo podía creer. Comprobé que acerté cinco números, pero pensé que habría ganado unos 5.000 dólares”, confesó.

Esta no es la primera vez que un excombatiente de guerra se gana un premio de lotería. Tan sólo un día después, el 17 de marzo, el estadounidense Richard Leber, veterano de la Guerra de Vietnam, se ganó 1 millón de dólares en la lotería de Oregón. Richard, que compró su boleto por solo 10 dólares, afirmó que viajará hasta California, al Cementerio Nacional de Riverside, para visitar las tumbas de sus compañeros. Entre sus planes, también estaba el comprarse una motocicleta.

La coincidencia es aún mayor, luego de conocer el último caso: el de Ervin Smolinski. El pasado 21 de marzo de 2017, Ervin, un veterano de la Segunda Guerra Mundial, se ganó 300.000 dólares en la lotería de Michigan, el día de su 94 cumpleaños.  Este hombre tenía por costumbre regalar boletos de lotería cada vez que sus familiares cumplían años. Del mismo modo, él también comenzó a recibir este tipo de regalos en su aniversario. Finalmente, se ganó la lotería, luego de que su hija le regalara un boleto para rascar. “Cada mes, compro unos cuantos boletos y los envío a mis familiares el día de su cumpleaños. Ahora todo el mundo me manda lotería y chocolate en mi aniversario”, confesó el afortunado. “Soy muy sencillo. Siempre compro en rebajas y cuido mi dinero. Eso no va a cambiar”, añadió.

Estas historias de excombatientes ganándose la lotería tampoco son un hecho aislado. En septiembre de 2015, un retirado del ejército americano de 73 años, se quedó a un solo número de ganar un pozo de 20 millones de dólares. Finalmente, se ganó 1 millón de dólares, correspondientes al segundo premio de la lotería estadounidense Mega Millions. Está claro que cualquiera puede jugar y ganarse la lotería, ya que la suerte no entiende de edades. No obstante, coincidencias como estas no dejan de ser curiosas.