MONTERREY, NL (apro).- El presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, adquirió legalmente su flotilla de taxis en la entidad y no mediante actos ilegales, como lo señaló el gobierno estatal, justificó hoy ese partido en una nota informativa.

El líder del Revolucionario Institucional posee en la entidad una flotilla de 18 taxis y opera con igual número de concesiones que fueron adquiridas por el político de manos de particulares hace una década, de acuerdo con notas que ha publicado El Norte.

Las transacciones fueron ilegales, según había dicho el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, en ataque directo a Ochoa Reza.

El medio cuestionó el hecho de que el dirigente proporcionara como domicilio para obtener las concesiones una dirección en el municipio metropolitano de San Nicolás, donde no vivía.

En la aclaración que difundió hoy, el PRI explica que Ochoa obtuvo los derechos para explotar los taxis entre octubre de 2006 y febrero de 2007, años en los que la Ley de Transporte en la entidad no establecía requisitos de residencia, como se asentó hasta el 26 de noviembre de 2007, de acuerdo con la reforma publicada en el Periódico Oficial.

Las concesiones expedidas antes de la enmienda no fueron afectadas por la nueva ley, pues carece de efectos retroactivos, como se estableció en un artículo transitorio.

También justificó que el domicilio que dio el presidente nacional priista en San Nicolás solo tenía la función de registro para establecer un lugar donde podía recibir notificaciones.

El PRI nacional revira que la información difundida en medios sobre las presuntas irregularidades con las que fueron adquiridos los autos de alquiler corresponde a un interés de El Bronco por afectar la imagen del presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), mediante la propagación de datos imprecisos.

“Desde hace una semana iniciaron los ataques patológicos contra Ochoa Reza por parte de Jaime Rodríguez. Hoy, por tercera ocasión, acudimos a desmentir cada uno de sus infundios. Primero acusó que Ochoa Reza recibió concesiones del gobierno de Rodrigo Medina, situación que se demostró es falsa.

“Al día siguiente, Jaime Rodríguez acusó que las concesiones no se podían traspasar entre particulares. Quedó acreditado que eso es falso, que sí se pueden transmitir entre particulares, que la ley lo permite, que hay un portal del gobierno que señala los pasos a seguir y hasta una oficina pública que lleva a cabo estos trámites”, señala el instituto político.

“Todas las acusaciones del gobierno de Jaime Rodríguez son falsas y denotan su ignorancia y desconocimiento por las leyes del estado que supuestamente gobierna”.

También advierte que desde el 2012 “Ochoa Reza hizo pública su declaración patrimonial, luego su 3de3, y la 3de3 plus. Ahí se puede consultar la información sobre el patrimonio del dirigente nacional del PRI, mismo que es independiente y anterior a su vida pública”.

Redacción Proceso

Advertisements

¿Qué te parece?