Los zapatos forman parte de la colección – primavera verano 2017- y se llaman Ilse Sock Sandal, cuyo nombre hace referencia “al calcetín” que complementa el diseño. O sea, no es un calcetín de tela, sino que el mismo material de la bota trae una simulación en tono carne que contrasta con las tiras del tacón… Sí, es un tanto complicado de explicar pero la imagen habla por sí misma:

Estos zapatitos superan los 25 mil pesos mexicanos y al menos en el portal Nordstrom, la presentación del curioso producto lo describe de la siguiente manera:
“Añade un toque especial a tu look con una versión dinámica de la tendencia de sandalias con calcetines, que destaca por su terminado brillante y su suculento cuero rojo”.
Una tendencia que seguramente algún atrevido de la moda mostrará en las lujosas calles de alguna parte del mundo.