Dos días después de asumir la gubernatura habría ayudado a Duarte a escapar desde el aeropuerto de El Lencero en una aeronave oficial

VERACRUZ, VERACRUZ (18/MAR/2017).- El ex gobernador interino de Veracruz, Flavino Ríos Alvarado, fue vinculado a proceso, por lo que permanecerá en prisión seis meses en lo que se desahoga el juicio por tres presuntos delitos vinculados a la fuga del ex mandatario Javier Duarte de Ochoa.

Durante la audiencia de imputación celebrada en el penal de Pacho Viejo, la juez Alma Aleida Sosa Jiménez determinó que había pruebas suficientes en su contra por los presuntos delitos de abuso de autoridad, encubrimiento por favorecimiento y tráfico de influencias en agravio del servicio público y procuración y administración de la justicia.

Flavino Ríos, quien era Secretario de Gobierno asumió la gubernatura de manera interina desde el 12 de octubre de 2016, cuando Duarte pidió licencia y concluyó el sexenio el 30 de noviembre.

Dos días después de asumir la gubernatura de manera interina, pidió que le dieran las atenciones necesarias en el aeropuerto de El Lencero, ubicado en el municipio de Emiliano Zapata, conurbado a la ciudad de Xalapa, donde el ex mandatario utilizó una aeronave oficial para viajar a Coatzacoalcos y desde entonces no se le ha visto.

A partir de ahora la Fiscalía General del Estado tendrá seis meses para concluir la investigación complementaria y seguir el proceso, aunque el plazo podría ampliarse.

En la audiencia, Ríos Alvarado negó haber acudido el 13 de octubre a la Dirección de Aeronáutica del Aeropuerto de El Lencero para ordenar dar todas las facilidades a Javier Duarte de Ochoa.

Aseguró que ese día a las 10 de la mañana, cuando la Fiscalía lo acusa de presentarse físicamente en el aeropuerto, se encontraba en Palacio de Gobierno dando el nombramiento a Genaro Mejía de la Merced como Secretario de Gobierno y Víctor Garrido como subsecretario.

“Yo no he dado esa orden porque el 13 de octubre yo no estaba ahí porque entre 9 y 10 de la mañana estaba dando protesta a Genaro Mejía de la Merced”, expuso.

La defensa pidió desechar el proceso y Ríos Alvarado señaló que la orden la dio una asistente que se identificó como Secretario del secretario particular de Javier Duarte.

“Me siento con la fortaleza física y mental para enfrentar esto. No he hecho nada malo. Nadie nunca me ha pedido hacer nada indebido y no lo he hecho”, declaró.

En la audiencia de sala de juicios orales en Pacho Viejo, la Fiscalía presentó como prueba las declaraciones de trabajadores de la Dirección de Aeronáutica así como las entrevistas que dio a medios nacionales en los que aceptó prestar el helicóptero a Duarte de Ochoa.

Tras casi cuatro horas de audiencia y luego de decretarse un receso por parte de la jueza Alma Aleida Sosa Jiménez, se determinó que la medida cautelar se mantenga.

REDACCIÓN INFORMADOR

Advertisements