A pesar de su extraña característica, la protagonista de esta historia ve perfectamente.
Una mujer china que acudió a un oftalmólogo por el picor y lagrimeo de los ojos se ha convertido en un fenómeno mundial porque sus iris poseen un extraño relieve, informa ‘Live Science’.

La directora de la Asociación Americana de Optometría, Andrea Thau, ha explicado que ya había visto a personas con alteraciones similares, aunque ha reconocido que nunca había visto un caso tan destacado. 
Hasta el momento, los especialistas desconocen el origen de esta variación, pero sí saben que se trata de una característica innata que no supone ningún peligro para la salud. De hecho, la protagonista de esta historia ve perfectamente y sus síntomas eran consecuencia de una alergia.

Advertisements