Como parte de un acuerdo por 4 mil 300 millones de dólares alcanzado con el Departamento de Justicia en enero, relativo al masivo escándalo por las emisiones de motores a diesel, Volkswagen aceptó su culpabilidad en la conspiración para cometer fraude, obstruir la justicia e ingresar bienes con declaraciones.

Con información de: Proceso