La primera ocasión que se celebró el día internacional de la mujer fue el 19 de marzo de 1911 en cuatro países: Alemania, Dinamarca, Suiza y Austria; y desde entonces se ha extendido a diversos países.
 

La idea de establecer un día internacional de la mujer surgió a finales del siglo XIX siendo diversos sucesos que lo suscitaron en el siglo XX y que han derivado en la conmemoración que actualmente conocemos, el más relevante fue: el ocurrido el 25 de marzo de 1911 cuando 140 personas (la mayoría mujeres) murieron en un incendio de una fábrica textil de New York, Estados Unidos; este suceso puso al descubierto las condiciones inhumanas en las que trabajaban las mujeres, además muchas de ellas inmigrantes y de escasos recursos, lo que provoco que se colocara en la agenda de muchos países, debido a la preocupación por los derechos de las personas trabajadoras.

 

A lo largo del siglo XX esta conmemoración ha tomado diversas dimensiones en el tema de la defensa de los derechos de la mujer, vinculados con la problemática que enfrentamos a diario, entre ellas, feminicidios, violencia en todos los aspectos, embarazos de adolescentes, trata de personas, inequidad salarial, baja representación política, etc.

 

Cabe destacar que en este año (2017), la Organización de las Naciones Unidas dedica especial atención al empoderamiento de mujeres en el ámbito laboral y su independencia económica, por ello han elegido como tema primordial de la conmemoración del día internacional de la mujer, el lema “las mujeres en un mundo laboral en transformación hacia un planeta 50-50 en 2030”, el cual busca la igualdad en todos los aspectos (económico, laboral, político, etc.), una meta sin duda ambiciosa, pero que con ayuda de todos podremos lograrla.