Sara García / Toluca

Con un performance frente a la Cámara de Diputados del Estado de México, activistas del Observatorio Ciudadano de Género conmemoraron este 8 de marzo a las mujeres que han sido asesinada en la entidad mexiquense y exigieron a las autoridades que dejen el mutis en lo que respecta a la violencia de género.
Al fondo del escenario, un tendedero con las fotografías de las mujeres desaparecidas. Al centro, una forma de pedir por sus almas. Un acto teatral que enmarca la realidad de miles de mujeres mexiquenses.
Después, música. Canciones con letras que piden que cese la violencia en los hogares, en las oficinas, en las calles.
En el tercer acto, dos mujeres en el piso, simulando haber sido asesinadas. “No me maté, me mataron”, se leía en el vestido rojo de seda de una de ellas.
“No celebramos nada, conmemoramos. Nos están matando, nos están matando por el simple hecho de ser mujeres. De 2016 a la fecha ha habido 161 feminicidios. Queremos que no sean omisas no opacas, nos hemos acercado al ayuntamiento incluso pertenecemos a un comité que se hizo para tratar lo de la Alerta por Violencia de Género y solamente tuvimos el gusto de posar para la foto”, comentó Angélica, presidenta del Observatorio.
Detalló que la principal violencia hacías las mujeres es la que se vive en hogar, “es la que no se ve, la que se oculta, la que se maquilla”, pero le sigue la violencia en la calle donde se vive el acoso, y la laboral y finalmente la sexual.
Lamentó que en la entidad el tortuguismo, la falta de interés en ayudar a las víctimas, y la burocracia sigue siendo obstáculo para atender las denuncias que se animan a levantar un acta en el Ministerio Público, lugar en el que acusó, son frecuentemente revictimizadas.