Luego de que en 2015 Maxwell Morton, de 16 años, asesinó a su amigo Ryan Manganb, de la misma edad, en Pensilvania, y acto seguido se tomó una selfie con su cadáver, este día se reveló que comenzó el juicio en su contra.

Con respecto al desahogo de pruebas el pasado martes dos policías declararon que Morton demostró escasa emoción o preocupación por la muerte de Ryan Manganb, ocurrida en febrero del año antepasado.

El detective James Williams dijo al jurado que “cuando describió cómo jaló el gatillo (Morton) lucía una sonrisita”.

La policía alega que Morton se tomó una foto con el cuerpo de Mangan minutos después del incidente y una hora más tarde la publicó en Snapchat mientras jugaba videojuegos online con un adolescente en Wisconsin.

La defensa argumenta que los dos adolescentes jugaban con el arma y se disparó accidentalmente.

Con información de Agencias.

Advertisements

¿Qué te parece?