Los problemas actuales que enfrenta México, no solo se deben al panorama económico que entrenar, también a la crisis de identidad que se tiene, es por ello que, armado de un pincel y pintura, el profesor de Diseño de la Escuela Normal Superior del Estado de México (ENSEM), Julio Guzmán, lucha por acercar la Historia y la cultura a su comunidad.

En el perímetro de la escuela, ubicada en Carranza frente al Mercado Morelos, Julio pinta un mural dividido en más de 70 paneles y considera que los detalles lo son todo, así también a la hora de enseñar sobre la historia del país, que hasta ahora ha sido una cátedra que se da a manera de show, sin reflejar todas las tonalidades de los personajes.

“La verdad hago esto para que la escuela tenga una proyección con su comunidad más inmediata, es sobre la Historia de la educación en México, y cómo está la cosa ahora, vale la pena hacer la reflexión cultural, para que nos ayude a pensar en nuestras raíces”, comentó.

Señaló que incluso dentro de las aulas, se siente un pulso de desgane, rasgo inequívoco de la pérdida de identidad, pues la Historia de México se ve en su versión light, por lo que es necesario desdoblarla para poder ser libres, tomar mejore secesiones y poder formar a las nuevas generaciones como ciudadanos involucrados con su realidad política y social.

En el mural, se plasmará la educación desde la perspectiva Mesoamericana, recorriendo los pasajes de poniente a oriente.

“México es un país joven, con muchos claroscuros, pero por falta de cultura, identidad, falta de reconocer que se puede estudiar esa identidad, para poder ser mexicanos, tenemos que aprender que tenemos una multiculturalidad, que se dice muy bien en el discurso, pero sigue habiendo racismo, clasismo”.

Espera que para mayo esté listo el proyecto, en el marco de las festividades del Magisterio y para que en junio la ENSEM esté “pintada” de gala para su 50 aniversario.

Advertisements

¿Qué te parece?