Las fotos de los obesos tigres del Parque del Tigre Siberiano en la ciudad de Harbin, China, han creado alarma entre las asociaciones protectoras de animales

Autoridades del parque que no hay que alarmarse ya que es común que los tigres aumenten de peso durante los meses de invierno, y bajen de nuevo en la primavera.
Según medios internacionales, os visitantes pagan para poder alimentar a los tigres con tiras de carne de vaca.

Redacción 24 Horas

Advertisements