De vacaciones, Obama parece no extrañar la presidencia

Después de 8 años en el poder de uno de los países más importantes del mundo, ¿qué le queda por hacer a Barack Obama? Todo indica que la respuesta vacaciones. Largas, tendidas y bien merecidas vacaciones.

¿Pero qué vacaciones debe tomarse un hombre que ha pasado sus últimos ocho años lleno de tensiones y responsabilidades? ¿Un paseo por la campiña inglesa? ¿una vuelta por la Toscana? ¿Un tour por los lugares más elegantes de Londres? Definitivamente no: el siguiente paso era quitarse el saco y ponerse las bermudas. Y eso es exactamente lo que hizo.

Recientemente las redes sociales enloquecieron cundo se publicaron las fotos de Obama en plenas vacaciones usando bermudas y la gorra al revés. Fue la señal inequívoca de que se fue para no volver:

 

Ahí lo tienen, almorzando con el multimillonario Richard Branson, dueño de la isla. Suena como una buena forma de terminar un largo mandato.

Advertisements