El empresario Lorenzo Servitje falleció este viernes a la edad de 98 años.

“Lamentamos la muerte de Don Lorenzo, uno de los fundadores de Grupo Bimbo y promotor de grandes causas en México. Desde 1994 Don Lorenzo dejó sus cargos en la dirección y consejo de administración de la empresa”, dijo Grupo Bimbo a EL UNIVERSAL.

Agregó que “la conducción y las operaciones de Grupo Bimbo continuarán bajo el liderazgo de Daniel Servitje, quien mantendrá la continuidad del negocio con la filosofía y los valores del legado de Don Lorenzo”.

En un comunicado, Bimbo expresó sus condolencias a la familia y amigos del empresario mexicano, además de resaltar el legado dejado que deja.

“Don Lorenzo Servitje fundó Bimbo en 1945, junto con Jaime Jorba Sendra, José Trinidad Mata, Jaime Sendra Grimau y Alfonso Velasco Pérez. Inició con 38 colaboradores, el primero de ellos, su hermano Roberto, 10 transportes, una marca y cuatro productos. Fue gerente, director y presidente del consejo de administración de Grupo Bimbo”, indicó.

El último adiós del empresario se realizó en su casa de Lomas de Chapultepec en la Ciudad de México, pues la decisión fue tomada por Don Lorenzo aún en vida, informó el Grupo.

Fuentes cercanas a la familia dijeron que al parecer la hora del fallecimiento fue alrededor de la 1 de la mañana.

Según informan, el estado de salud de Don Lorenzo comenzó a ser delicado desde abril del año pasado.

Su administración. Bajo la gestión de Lorenzo Servitje, Bimbo se consolidó en diferentes áreas y mercados.

En 1947, la empresa inició la distribución hacia ciudades como Veracruz, Morelos, Hidalgo y Puebla. Para 1956 se constituyó Pasteles y Bizcochos, hoy Productos Marinela, lo cual llevó a Bimbo a incursionar en el área de pastelería, además de abrir nuevos mercados en Guadalajara y Monterrey.

De 1963 a 1978, la panificadora inició una expansión y diversificación con la ampliación de plantas y se integraron líneas adicionales en Marinela; se incursionó en la industria de dulces y chocolates con la primera planta de Ricolino, y en el mercado de las botanas saladas (Barcel).

Tía Rosa llegó en 1979 y desarrolló sistemas automatizados en algunas líneas de producción. Cuatro años más tarde, Bimbo fabricaba equipos y partes utilizados en sus plantas e inauguró Maquindal, que se fusionó en 2011 con la firma Moldes y Exhibidores.

Con Lorenzo Servitje, Bimbo incursionó en el mercado de exportación en Estados Unidos con la distribución de productos Marinela.

De 1986 a 1990, Bimbo adquirió Continental Alimentos, una empresa que poseía la marca Wonder, hasta entonces competidora directa de Bimbo.

El periodo de transición, donde Lorenzo dejó sus cargos, Bimbo compró plantas en Guatemala, Chile, Venezuela y se instalaron otras en Argentina, Colombia, Costa Rica, El Salvador y Perú, así como empresas de distribución en Honduras y Nicaragua.

Advertisements