Sara García / Toluca

Para demostrar que en el Estado de México no hay inconsistencias en el suministro de medicamentos, la calidad o compra de los mismos, el gobernador Eruviel Ávila solicitará que la UAEM y la UNAM realicen una auditoría en este rubro.
En ese sentido, el secretario de Salud, César Nomar Gómez Monge, desestimó las versiones que apuntan a que podría existir un escenario similar como al de la crisis que viven Veracruz y Chihuahua.
“Claro que no, en el Estado de México por eso tenemos esa seguridad de pedir auditorías a las instancias federales”.
Puntualizó que la auditoría que han solicitado a la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) es para descartar cualquier posibilidad de que exista algún fármaco adulterado.
“No hay en el Estado de México este caso, lo que busca esta auditoría interna y externa es descartar cualquier tipo de mala aplicación del medicamento”.
Argumentó que el 80 por ciento de los medicamentos en la entidad provienen del proceso de Compra consolidada con el IMSS, los cuales llevan protocolos de revisión de la Cofepris y registros sanitarios; en tanto en el 20 por ciento restante, adquirido con laboratorios externos, es dónde centrarían esta revisión.
Aseguró que quienes han señalado a la entidad como posible escenario de casos como el de Veracruz, lo hacen solo por el clima electoral.
“Quisimos descartar cualquier rumor o chisme, a veces los partidos políticos, y más en estos tiempos en el Estado de México los usan como ciertas banderas para desacreditar las acciones del gobierno lo digo con mucha claridad y no lo vamos a permitir (…) no queremos prestarnos a estas circunstancias políticas y más en junio donde seguramente habrá gente que quiera desacreditar algunas cosas”, finalizó.

 

Advertisements