Sara García Toluca
De haberse edificado una rampa de frenado en el entronque de la autopista Lerma-La Marquesa y la México-Toluca, como lo recomendó la Policía Federal a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, se habría evitado el accidente del 9 de enero, en el que un hombre perdió la vida y 9 personas resultaron lesionadas, entre ellas, cinco reporteros.

En ese sentido, Eduardo Góngora Espinoza, comandante de la Policía Federal, dio a conocer que hace tres meses se realizó una auditoría vial en la que se determinó que es urgente la edificación de, al menos, una rampa de frenado más, así como una modificación en el trazo de la nueva autopista Lerma-La Marquesa, además de que se detectó que la caseta de peaje es un riesgo.

Los resultados fueron entregados a la SCT, e incluso recientemente se les entregó uno más, con más observaciones, sin embargo, a la fecha la Policía Federal no ha recibido respuesta.

“Hubo un accidente anterior, se estaban aplicando los protocolos, pero en el caso de este (doble accidente a la altura de las Plazas Outlet) el vehículo venía por la autopista de cuota, ya venía sin frenos desde allá, si hubiera habido una rampa de frenos se hubiera podido evitar este lamentable hecho”.

Advertisements

¿Qué te parece?