El Tiburonario del Acuario de Mazatlán presentó una falla en su equipo lo que provocó una fuga de agua que inundó las instalaciones.

El desprendimiento del acrílico de aproximadamente 70 centímetros, originó la fuga de casi 2 millones de litros de agua que alberga el tanque del Tiburonario.

Al Acuario, apenas inaugurado en diciembre, acudió personal de bomberos y Protección Civil, que esperan el descenso del nivel del agua para tener acceso a las especies y trasladarlas a las peceras tradicionales del Acuario.

Advertisements

¿Qué te parece?