En la actual administración se han destinado 10 mil millones de pesos al sector salud, inversión mayor a la registrada en los últimos cuatro sexenios, que ha permitido ampliar la cobertura médica para más de 1.7 millones de mexiquenses.

Almoloya de Juárez, México, 1 de febrero de 2017.- A partir de este fin de semana, 500 centros e instalaciones de salud del Estado de México brindarán consultas los sábados, domingos y días festivos, en respuesta a las peticiones de la gente, dio a conocer el gobernador Eruviel Ávila Villegas, quien explicó que esta medida tiene la finalidad de ampliar la cobertura médica en la entidad y ofrecer una mejor atención.

“A partir de este sábado, 500 centros de salud, unidades médicas, hospitales, habrán de tener servicio médico los sábados, los domingos y los días festivos; 500 unidades de salud que tendrán su médico, doctores, doctoras, sábados y domingos, porque las enfermedades no saben de días, ni de horarios, ni de fechas hábiles o no hábiles, puentes”, señaló.

Con esta medida, dijo, se podrán atender urgencias médicas menores, lo que también permitirá un ahorro en el gasto familiar, ya que no será necesario trasladarse a  hospitales u otros centros médicos lejanos para recibir atención.

Al entregar el Centro de Salud de la comunidad de San Francisco Tlalcilalcalpan, en Almoloya de Juárez, que beneficiará a más de 14 mil personas de esta región, el mandatario estatal destacó que en la actual administración se ha destinado una inversión en el sector salud mayor a la registrada en los últimos cuatro sexenios, pues se han invertido más de 10 mil millones de pesos en nuevos hospitales, clínicas y centros de salud.

Esto ha permitido ampliar la cobertura médica a más de 1.7 millones de mexiquenses, que no contaban con seguridad social, la cual es una cantidad equivalente a la población de los estados de Baja California, Durango y Tlaxcala, juntos, agregó.

En tanto, el secretario de Salud, César Gómez Monge, precisó que el Centro de Salud inaugurado aliviará la demanda de pacientes de este municipio, donde casi un 60 por ciento de pacientes no cuentan con cobertura de salud de ningún tipo.

Las instalaciones, en las que se invirtieron 8.7 millones de pesos, cuentan con tres consultorios generales, un consultorio odontológico y uno de medicina preventiva, área de curaciones e hidratación, aula de usos múltiples, de estimulación temprana y farmacia.

En este evento, el mandatario mexiquense también entregó al alcalde Adolfo Solís Gómez, una ambulancia con equipo especializado en terapia intensiva.

Advertisements