Una británica compró un huevo decorativo, pero al recibirlo se percató de que contenía algo inesperado, por lo que publicó en YouTube un video para mostrarlo.
Charlotte Harrison, vecina de la ciudad británica de Bordon, ha compartido a través de YouTube un video en el que muestra un supuesto huevo decorativo comprado a través del sitio Ebay que, en realidad, llevaba dentro un emú australiano, informa ‘The Sun’.
Para proteger al ave, Harrison lo colocó en un recipiente que hizo las veces de incubadora, donde el animal permaneció 47 días. El emú, que Charlotte bautizó con el nombre de Kevin, se convirtió en el protagonista de varios videos suyos que fue publicando cada día. Según la joven, el emú se comportó como si ella fuera su mamá y convivió en perfecta armonía con sus tres niños.
Sin embargo, como una casa no es el mejor hábitat para este tipo de animales, la semana pasada Charlotte tuvo que entregar a su pequeño amigo a la Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (RSPCA, por sus siglas en inglés), una organización benéfica con sede en Reino Unido.
Aunque Charlotte lo hizo de forma voluntaria, confiesa que extraña al ave. “Rompí en llantos al despedirme de Kevin”, recalca la chica, que califica al emú de “verdadero miembro de nuestra familia”.
RT 

Advertisements