Toluca, México.- La mayoría de las líneas que operan en el Valle de Toluca cedieron ante la presión de las denuncias ciudadanas y a su negativa en pagar los dos pesos de incremento no autorizado a la tarifa de transporte público, que oficialmente es de 8 pesos.

Fue el pasado 5 de enero cuando las empresas del transporte público sorprendieron a sus usuarios y comenzaron a aplicar como tarifa mínima 10 pesos; sin embargo, tras la presión mediante las denuncias a la Secretaría de Movilidad y la resistencia a pagar los dos pesos de más, las empresas dejaron de obligar a sus choferes a cobrar la tarifa apócrifa.

“Es uno que otro como este el número 132 de Flecha de Oro que va a la terminal que anda queriendo cobrar los 10 pesos, porque ya la mayoría te regresan el cambio”, denuncia Jessica, usuaria del transporte público en Toluca.

Mediante campañas en redes sociales, en las que los ciudadanos invitaban a subir a las unidades sólo con cambio y pagar los ocho pesos, así como una lluvia de denuncias a los números de whatsapp de la Semov, es como las empresas cedieron ante los ciudadanos.

Líneas como Atsuzi, Red TP, Flecha Blanca, STUT, Temoayense, Urbana y TEO son de las empresas grandes que fueron obligados a respetar la tarifa hasta que el Instituto Estatal del Transporte culmine sus análisis de tarifas.

Redacción Sol de Toluca 

Advertisements

¿Qué te parece?