Para José Emilio Pacheco el mundo era un gran desierto en el que sólo el amor podía provisionalmente ampararnos y buscó esa palabra capaz de designar el secreto nombre de las cosas. Un escritor fundamental en las letras mexicanas que través de imágenes transparentes y palabras sencillas logró conmover corazones e inquietar conciencias.

Para recordarlo reunimos sus mejores frases que describen sus pensamientos más íntimos en temas fundamentales como el amor, el tiempo, la nostalgia, la muerte, entre otros.

  1. Ya somos todo aquello contra lo que luchamos a los veinte años.

2. … la madurez no se alcanza por fecha de nacimiento ni consta en los archivos oficiales, nos graduamos de adultos nada más cuando alguien nos deja…

  1. La moda pasa de moda. La desnudez sigue intacta como al principio del mundo.
  2. Todo poema es un ser vivo: envejece.

5. La vida no es de nadie, la recibimos en préstamo. Lo único de verdad nuestro será la ausencia.

  1. … en verdad no hay adultos, sólo niños envejecidos. Quieren lo que no tienen: el juguete del otro. Sienten miedo de todo. Obedecen siempre a alguien. No disponen de su existencia. Lloran por cualquier cosa.
  • Todo es nunca por siempre en nuestras vidas.

  • La vida toda es un combate incesante. Por eso nos convienen el tal vez, el acaso, el quizá, el sin embargo y el no obstante.

  • 9. Mientras dure el amor ámame, entonces.

    1. No pienso en otro mundo, me indigna éste que se deshace así de los muertos. Da horror pensar en los restos abandonados más durables que afectos y gratitudes.
  • El que se va no vuelve aunque regrese.

  • 12. Yosoytú. No nos separes de mí.

    1. … todo es irrepetible y efímero.
  • Lo más terrible es que aún no me toca, ser la comida que entra en tu boca.

  • En silencio la rosa habla de ti.

  • Hay que terminar con los panteones y su intolerable perpetuación del olvido. Todos debemos ser ceniza arrojada al aire, volver cuanto antes al polvo que en su misericordia nos absuelva y acoja.

  • 17. No somos ciudadanos de este mundo sino pasajeros en tránsito por la tierra prodigiosa e intolerable.

    1. Sólo tenemos este ahora…
  • Ningún imperio puede durar mil años.

  • 20. La realidad es psicópata: jamás se compadece de sus víctimas. Hace trampa al jugar con la esperanza.

    Advertisements