El aumento al peaje en la autopista México-Toluca, que en un viaje redondo representa un aumento de 8 pesos, generó el enojo de automovilistas, quienes cuestionan la razón del incremento.

La caseta de cobro en La Marquesa subió de 74 a 76 pesos para automóviles, en tanto que el tramo de 12.5 kilómetros que va de Ocoyoacac a Lerma aumentó de 47 a 49 pesos a partir de este lunes, lo que tomó por sorpresa a miles de conductores y automovilistas. Ambas vías son administradas por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) del gobierno federal.

16195813_10210221147978714_1531990434606569916_n

En tanto, autoridades de la Secretaría de Infraestructura del Estado de México puntualizaron que no hay un incremento autorizado para las 10 autopistas de cuota estatales.

Desde la mañana, automovilistas como Claudia Margarita, criticó el costo del peaje en la caseta de La Marquesa.

“¿Y el aumento a la caseta por qué, acaso necesita gasolina?”, cuestionó Manuel Vázquez, quien recordó la afirmación del gobierno federal de que el incremento al precio de las gasolinas no desencadenaría incrementos en cascada a otros productos y servicios.

En tanto, Isabel Beltrán cuestionó por qué en este tipo de incrementos no interviene la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), ya que lo consideró un aumento no justificado.

Otros conductores señalaron que el incremento en total será de 8 pesos al día, pues serán 2 pesos más en la caseta de la Marquesa y otros dos en el nuevo tramo que llega a Lerma, más el regreso, lo que implica un pago final de 250 pesos.

Si se viaja cinco días a la semana a Toluca, el incremento mensual será de 160 pesos, señalaron conductores que todos los días se trasladan entre ambas entidades.

Redacción EL Universal 

Advertisements

¿Qué te parece?