Presuntamente el político saliente robó 11,4 millones de dólares en las últimas dos semanas de su gobierno para llevárselos al exilio junto a varios coches de lujo, según informan fuentes de AP en el país.

El expresidente Yahya Jammeh ha abandonado Gambia después de 22 años en el poder con destino a Guinea Conakry, otro país africano que le ofreció asilo. El propio político aseguró en una alocución televisada que había decidido “de buena conciencia renunciar al liderazgo de esta gran nación con infinita gratitud a todos los gambianos”.

Un consejero de su sucesor, Adama Barrow, quien ya juramentó en la Embajada de Gambia en Senegal el 19 de enero, ha declarado que el país se encuentra en una “emergencia financiera”. “Los cofres están virtualmente vacíos. Esta es la situación de hecho”, ha afirmado Mai Ahmad Fatty, cuyas palabras recoge la agencia AP.

Yahya Jammeh Gambia se convierte en la quinta república islámica del mundo
Según su testimonio, en las últimas horas de la presidencia de Jammeh un avión de carga proveniente de Chad sacó del país distintos objetos de lujo, “incluidos vehículos, cuyo número se desconoce”. Fatty estimó también que el dinero sustraído por el exmandatario asciende a 11,4 millones de dólares estadounidenses.

El traslado de Jammeh a Guinea Conakry fue posible por la presión de otros líderes de África Occidental, después de que el Ejército de Senegal cruzara las fronteras de su pequeño vecino. Antes de esa ofensiva el expresidente se negaba a reconocer los resultados de las elecciones presidenciales de diciembre pasado, que había perdido. Incluso el miércoles 18 de enero el Parlamento de Gambia le había extendido el mandato.

58854bd7c461881b608b45ae.jpg

Redacción RT

Advertisements