Un juez federal determinó vincular a proceso y ordenó prisión preventiva para Fabián España Moya, presunto agresor de la senadora del PT, Ana Gabriela Guevara.

España Moya fue vinculado a proceso por el delito de lesiones; el delito de daño a propiedad no le fue imputado.

Tras una audiencia que se prolongó más de seis horas en el Centro de Justicia Penal Federal, en Nezahualcóyotl, el abogado de España Moya, Pablo Ramírez, informó que el juez no otorgó el beneficio de la fianza para que su cliente enfrentara el proceso en libertad.

“El señor fiscal solicitó como medida cautelar la prisión preventiva y el juez la decretó, entonces Fabián queda en este momento en prisión preventiva y enfrentará todo el proceso privado de su libertad”, comento el litigante.

Ramírez informó que el proceso de investigación determinado por el juez es de tres meses para definir la resolución por el caso.
Informó que en la carpeta de investigación no se menciona que España Moya estuviera armado el día de la agresión.

La ex medallista olímpica celebró la decisión del juez y se mantuvo firme en su decisión de no otorgar el perdón.

“El propio juez lo dijo, es una amenaza para la sociedad y por eso la orden de aprehensión”, comentó.
Guevara aseguró que no dará marcha atrás y que dejaría que el proceso continúe su curso.

El pasado 11 de diciembre en la carretera Toluca-México, a la altura de la avenida las Torres, municipio de Lerma, Estado de México, la senadora fue víctima de una agresión a golpes cuando viajaba a bordo de su motocicleta en compañía de su amiga Karyna Rincón.

Guevara y Rincón declararon ante el juez y versiones de familiares del imputado que estuvieron presentes en la audiencia señalan que ambas mujeres declararon haber sido agredidas.
Un grupo de aproximadamente 20 personas permaneció afuera de las instalaciones de los juzgados en apoyo a España Moya.

Con pancartas y gritos solicitaron a la senadora que otorgue el perdón.

“Queremos igualdad y que Ana diga la verdad”, gritaban durante la audiencia.

Familiares de España Moya salieron del Centro de Justicia Penal Federal llorando, lo que desató la ira de los simpatizantes del ex policía, quienes amenazaban con no permitir que la senadora se fuera.

Cuando Ana Gabriela Guevara salió fue sorprendida por los manifestantes quienes le gritaban “abuso de poder”. Incluso un par de mujeres se aproximaron a ella para suplicarle que retirara los cargos, pero la legisladora las ignoró.

El abogado del presunto agresor no informó a qué penal sería trasladado su cliente.

Redacción EL Universal

Advertisements

¿Qué te parece?