El presunto atacante de la discoteca de Playa del Carmen entró al local para disparar y matar a un mexicano oriundo de Veracruz, uno de los cinco fallecidos en este suceso que todavía se está investigando, explicó hoy el fiscal de Quintana Roo, Miguel Ángel Pech Cen.

“No hay un disparo al ton o al son (…) La persona que ingresa va exclusivamente hacia esta persona (el veracruzano), y su grupo de guardias tratan de ayudarlo y responder a la agresión”, dijo a Radio Fórmula el procurador estatal, luego de obtener imágenes del club.

Explicó que la víctima era de Veracruz y, según las investigaciones oficiales, formaría parte del equipo de seguridad del BPM Festival, que anoche celebró la clausura de su décima edición en el club Blue Parrot, uno de los más grandes de este centro turístico.

No obstante, reconoció que los familiares de la víctima mexicana, que ya reclamaron el cadáver, alegaron que trabaja “en una dependencia” y se encontraba de vacaciones.

Con base en toda la información recabada, Pech Cen dio su más reciente descripción de los hechos, cambiando varios elementos frente a las declaraciones de la mañana.

Además del mexicano, los fallecidos serían un canadiense que se desempeñaba como supervisor de seguridad del evento, un italiano también miembro del equipo de seguridad y dos personas más -un hombre y una mujer- cuya identidad y nacionalidad todavía se desconoce.

Horas antes el fiscal señaló que entre los muertos estaban dos canadienses, un italiano, un colombiano y una mujer.

De las 15 personas lesionadas, ocho ya fueron dadas de alta y el resto presenta “múltiples impactos de bala” y son atendidos en varios hospitales.

El fiscal comentó que al parecer había “mucha gente armada” dentro del local, si bien explicó que las autorizaciones para la portación de armas no son competencia del estado.

Al buscar proteger al veracruzano, miembros del equipo de seguridad dispararon contra el agresor, quien en su huida “lesiona a otro que también estaba armado”.

La mayoría de los asistentes heridos recibieron disparos del grupo de seguridad del evento mientras repelían el ataque.

Sobre el presunto agresor, dijo que logró escapar del establecimiento y “posiblemente (fue) auxiliado por un taxi al salir del lugar de los hechos”.

La tragedia tuvo lugar sobre las 02.18 hora local (07.18 GMT), cuando una persona entró en el local disparando, dando pie a un tiroteo que terminó con la vida de cinco personas.

Según un boletín de la Fiscalía estatal, las autoridades investigan también otro “intercambio de disparos” acontecido cerca de la discoteca, para determinar si “existe algún tipo de relación” entre ambos sucesos.

Redacción El Universal

Advertisements

¿Qué te parece?