(CNN) – El cohete Falcon 9 de la compañía SpaceX retomó sus vuelos este sábado después de un espacio de cuatro meses y medio.

El cohete de la compañía privada de exploración espacial –encabezada por el CEO de Tesla Elon Musk– despegó de la Base de la Fuerza Aérea Vandenberg en California a las 9:54 a.m. hora del Pacífico, con el objetivo de llevar 10 satélites al espacio para la firma de voz y datos Iridium.

Este fue el primer lanzamiento de la compañía desde que el cohete Falcon 9 explotara en Cabo Cañaveral en septiembre.

El éxito del lanzamiento fue aun más dulce gracias a un suave aterrizaje del primera etapa del Falcon 9. Esta parte del cohete regresó desde el espacio y planeó hasta aterrizar en una plataforma en el mar.

SpaceX –junto con rivales como Blue Origin del fundador de Amazon, Jeff Bezos– están intentando perfeccionar el aterrizaje de cohetes.

Dado que los cohetes cuestan decenas de millones de dólares, y que históricamente han sido desechados tras los lanzamientos, perfeccionar el aterrizaje es la clave para hacer que los viajes al espacio sean asequibles. El lanzamiento del sábado es la séptima ocasión en que SpaceX ha tenido éxito en el aterrizaje.

El lanzamiento de este sábado había sido programado inicialmente para el lunes pasado, pero los planes de vuelo fueron cancelados debido a fuertes vientos y lluvia.

Redacción CNNEspañol.com

Advertisements