El área metropolitana local mantiene mala calidad del aire, con más de 100 puntos Imeca, por lo que autoridades de Nuevo León alertaron sobre una posible precontingencia ambiental y recomendaron a la población limitar sus actividades al aire libre.
A través de las secretarías de Desarrollo Sustentable y de Salud, se informó que en las últimas horas el Sistema de Monitoreo Ambiental (SIMA) ha registrado niveles muy altos de concentración de partículas menores a 10 microgramos (PM10), con los consecuentes altos registros en el Índice Metropolitano de la Calidad del Aire (Imeca).
Esta mañana, nueve de las 10 estaciones de monitoreo ambiental reportaron mala calidad del aire, es decir entre en los 101 y 150 puntos Imeca.
Las de mayor concentración de contaminantes son las de suroeste (Santa Catarina) y noroeste (San Bernabé), con 139 y 137 puntos Imeca, respectivamente.
Explicaron que de acuerdo a especialistas, una precontingencia es una fase previa a la contingencia ambiental, y se declara cuando los niveles de contaminantes sobrepasan los 165 puntos Imeca.
“Aunque no se han superado los límites para una declaratoria de precontingencia, la exposición prolongada a los actuales niveles de contaminación puede causar efectos adversos a la salud, en particular menores de edad, adultos mayores y personas con enfermedades cardiovasculares o respiratorias”, señalaron.
Ante la situación imperante “se recomienda a la población que en las próximas horas limite o reduzca sus actividades al aire libre, en especial el ejercicio, y mantenga en espacios interiores y bajo observación a la población sensible”.
Añadió que el gobierno del estado ya está en comunicación con las autoridades relevantes para los pasos a seguir en caso de que se produzca una precontingencia.
Adicionalmente, informará de manera inmediata a la población sobre las medidas recomendadas y alertará a la industria en general para limitar preventivamente sus actividades.
Autoridades de Nuevo León expusieron que durante una precontingencia la calidad del aire pasa de mala a muy mala, por lo que se realizan acciones preventivas para reducir las emisiones contaminantes y avisar a la población de las medidas que se recomienda tomar.
En una contingencia la calidad del aire puede calificarse como extremadamente mala, por lo que se emprenden acciones para suspender las principales actividades contaminantes y se recomiendan medidas de precaución más estrictas a la población, añadieron.
La causa principal de la tendencia al alza en el índice Imeca es la estabilidad atmosférica que se ha presentado en las últimas horas, puesto que la falta de vientos impide la dispersión de los contaminantes que se emiten en la ciudad y favorece su acumulación.
Los pronósticos del tiempo advierten de la próxima entrada de un frente frío débil y seco, que podría mantener la tendencia al alza en la concentración de contaminantes.
“Las medidas de control de contaminantes pueden ayudar a retrasar o paliar la acumulación de agentes nocivos, pero solo un cambio en las condiciones climatológicas (vientos fuertes, lluvia o sistemas de baja presión) pueden romper el proceso y dispersar las partículas y gases atrapados”, resaltó.
Las actuales condiciones atmosféricas favorecen particularmente la concentración de partículas menores a 10 microgramos, conocidas como PM10; se trata de partículas líquidas o sólidas suspendidas en el aire, que son emitidas por una variedad de fuentes naturales y humanas.
Según parámetros oficiales, la calidad del aire en Imecas es calificada de buena de cero a 50; regular, de 51 a 100; mala, de 101 a 150; muy mala de 151 a 200 y extremadamente mala de 201 a 500.
Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.

Advertisements

¿Qué te parece?