“Mi vida a cambio de tu renuncia” es el lema de un empresario mexiquense que hace cuatro días inició huelga de hambre en el Zócalo de la Ciudad de México para exigir la renuncia del presidente Enrique Peña Nieto.

“Esta decisión la tomé porque muchos mexicanos quisieran hacer esto, pero el miedo desgraciadamente nos gana”, dijo Mario Castellanos Reyes, de 32 años de edad, quien en el centro de la Ciudad de México tiene una empresa dedicada a la venta de vestidos de niña para fiestas.

El hombre, quien vive en Cuautitlán Izcalli, estado de México, se colocó cadenas en las manos, pues su intención era encadenarse al asta bandera del Zócalo, lo que no pudo hacer debido a que estaba la pista de hielo, por lo que permanece junto a las rejas de la catedral metropolitana.

“Afortunadamente ha funcionado mi idea y hemos tenido apoyo, periodistas de Italia que nos han ayudado a difundir la noticia, a darnos más fuerza”, aseguró.

Añadió: “Soy una persona que te dice ‘cualquiera podría hacer esto’, desgraciadamente nadie lo hace pero ahorita que uno ya dio el primer paso. Muchos, gracias a Dios, me están siguiendo, ayudando”.

Y es verdad. Personas se acercan al hombre, que colocó cartulinas con leyendas en las rejas de la catedral metropolitana, y le brindan su solidaridad. Algunos jóvenes incluso sugieren sumarse a la huelga de hambre. Pide la renuncia de Peña Nieto y de su gabinete.

Castellanos Reyes afirmó que su huelga de hambre pretende crear conciencia entre la ciudadanía de que se pueden lograr cosas si se desean y se lucha por ello, lo que es más fácil cuando se suman voluntades y se obtiene el apoyo de los demás.

“Que no se vaya (Enrique Peña Nieto) como el presidente más odiado que hemos tenido, que de verdad nos ayude, porque es lo que necesitamos, un México unido, desde la Presidencia hasta las personas indigentes”, detalló.

Agregó: “La fe, como han oído, mueve montañas y de verdad tengan fe de que puedan cambiar a México. Si ustedes son los mexicanos que piensan que México siempre va a estar igual, México va a estar igual. Pero si tú eres el mexicano que tiene fe en que todo puede cambiar y crees que es a base de amor, paz y estar todos unidos, únete a mí, a mi movimiento de paz. Estamos teniendo mucha fuerza, una mejor respuesta de lo que yo pensé”.

Puntualizó que hasta el momento ninguna autoridad federal se ha acercado para dialogar con él y conocer los motivos de la huelga de hambre, a pesar de lo cual continuará con su protesta hasta obtener algún resultado.

“Lo invito a que venga, esto puede ser muy benéfico para el pueblo y para su imagen”, concluyó.

Redacción @fondo

Advertisements

¿Qué te parece?