Hartos de la inseguridad, los pobladores le pegaron al sujeto hasta dejarlo bañado en sangre en el piso, mientras lo interrogaban y le recriminaban su actuar, pidiéndole que no se duerma.

Un joven le asegura que se llevó sus dos mil pesos y entre todos los presentes lo golpean nuevamente hasta que el ladrón suplica que lo dejen en paz y trata de cubrirse con los brazos.

De acuerdo con la descripción del video difundido por Operaciones Especiales México, el presunto delincuente y otro sujeto que logró escapar, amagaron a dos personas con una pistola y un picahielo, logrando despojarlos de celulares, dinero y mochilas.

Fuente: Hoy Esttado

Advertisements