Operan 59 equipos de especialistas, en igual número de hospitales para atender emergencias gineco obstétricas que permiten reducir la probabilidad de muerte materna en un 80 por ciento. 

Toluca, México, 10 de enero de 2017.- Más de 17 mil 690 mujeres embarazadas en estado de gravedad fueron atendidas de manera oportuna por especialistas que salvaron su vida y la de su bebé, en los últimos cinco años, en la Red Hospitalaria de Código Mater del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), que es activado con el fin de prevenir la mortalidad materna y perinatal, así como para disminuir lesiones por complicación de parto.

El director de Servicios de Salud del ISEM, Ángel Salinas Arnaut, afirmó que el ISEM cuenta actualmente con 59 equipos de respuesta rápida en obstétrica crítica, en igual número de hospitales, donde especialistas atendieron a cuatro mil 165 pacientes, en el último año, bajo un sistema de atención especial por gravedad o complicación en su estado gestacional.

“El Código Mater se activa en el momento en que se detecta una emergencia en la evaluación médica que realiza el personal de triage; inmediatamente suena una alarma sonora que llama a los equipos de especialistas para identificar riesgos, estabilizar, tratar y trasladar a la unidad de choque a la paciente. Estos equipos han sido capacitados y certificados para operar conjuntamente”, dijo.

Por su parte, el jefe de Urgencias Gineco Obstétricas del Hospital Materno Perinatal “Mónica Pretelini”, Harold Von Juárez, señaló que esta atención permite reducir hasta en 80 por ciento las posibilidades de muerte materna y que entre complicaciones obstétricas más comunes están la pre eclampsia severa, eclampsia, desprendimiento de placenta, hemorragia tras vaginal, atonía uterina, sepsis, pancreatitis y choque séptico.

“Los equipos están conformados por 14 personas: un líder de atención, ginecólogo, neonatologo, anestesiólogo, cuatro enfermeras, camillero, trabajador social, un laboratorista y un personal de ultrasonido y de biomédica. El hospital debe tener la infraestructura y la  tecnología adecuada para operar los protocolos del código, contar con una sala de terapia intensiva, quirófanos disponibles, banco de sangre y área de rayos X, y todo lo necesario para también salvar y valorar al bebé pues se trata de una atención que llamamos binaria”, agregó.

Harold Von Juárez detalló que los equipos de trabajo realizan una constante evaluación clínica y valoración fisiológica a las pacientes a través de la monitorización de signos vitales como la tensión arterial, frecuencia cardiaca y respiratoria, temperatura, para llegar a una estabilización general.

Enfatizó que la mayoría de los casos por los que se activa el Código Mater tienen una característica: la falta de identificación oportuna del embarazo, de sus probables complicaciones, al igual que el retraso de atención y seguimiento en la etapa de gestación, aspectos ligados a la obligación de las pacientes, por lo que es importante tener una planificación familiar.

Comunicado

Advertisements