Veracruz ocupó el segundo lugar de los estados más saqueados. Pese a la psicosis entre los pobladores de la Ciudad de México por los posibles saqueos a comercios, la entidad gobernada por Miguel Ángel Mancera apenas significó 3% del total. Nuevo León fue la entidad con menos saqueos reportados.

El Estado de México es la entidad con más saqueos a comercios luego del aumento al precio de los combustibles, también llamado gasolinazo.

La entidad que gobierna el priista Eruviel Ávila registró 170 saqueos a locales, 40% de los 423 incidentes reportados, de acuerdo con datos de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD).

Veracruz ocupa la segunda posición entre las entidades con más rapiña con 80 robos 0 19% del total. En tercer lugar se encuentra Chiapas con 60 saqueos o 14%; Hidalgo recibió 59; y en quinto lugar está Puebla con 19, 14 y 5% respectivamente.

A pesar de la psicosis entre los pobladores de la Ciudad de México por los posibles saqueos, la entidad gobiernada por Miguel Ángel Mancera apenas significó 3% del total, con 14 eventualidades.

Querétaro presentó 11 casos de rapiña (3%) y Nuevo León 8, 2% del total, según Antad.

La psicosis por saqueos ha provocado pérdidas por 52 millones de pesos (mdp) a las tiendas que han cerrado sus cortinas en la capital del país, según estimaciones de Cámara de Comercio Servicios y Turismo (Canaco) de la Ciudad de México.

Los ataques a comercios comenzaron con el alza de precios este 2017, derivados de la decisión de liberalizar el precio de la gasolina, que adelantó la administración de Enrique Peña Nieto.

Incluso el mandatario mexicano comentó que liberalizar el precio de la gasolina fue una medida “dolorosa y difícil, pero inevitable” y pidió comprensión a los ciudadanos el pasado 4 de enero, en su primera aparición pública.

Redacción Forbes

Advertisements

¿Qué te parece?