CIUDAD DE MÉXICO.- Por cada litro de gasolina Magna, Premium, y diesel, los consumidores pagan 5.83, 6.56 y 6.34 pesos en impuestos, respectivamente, de acuerdo a cálculos realizados por Excélsior a partir de datos de la Secretaría de Hacienda.

Este factor ha sido determinante en el alza de precios a los combustibles, aplicados a inicios de año en el cual los usuarios pagan tres modalidades del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA), que se suman a los precios de referencia, costos de logística, y al margen de ganancia de los gasolineros.

En el caso de la Magna, los consumidores pagan 2.15 pesos en IVA y 3.67 pesos en IEPS por cada litro, que sumados equivalen a 36% del precio promedio de 15.99 pesos, impuesto por Hacienda. Esta proporción es similar a la registrada en 2016.

Sin aplicar los gravámenes, el costo base de los combustibles es de 10.16 pesos por litro.

Para la gasolina Premium, la carga fiscal es de 37%, de tal forma que por cada litro el usuario paga 6.56 pesos en impuestos, de los cuales 4.16 pesos es IEPS y 2.4 pesos es IVA. La carga fiscal para la Premium aumentó 6 puntos porcentuales frente a 2016.

Para el diesel, la carga fiscal es de 37% del precio final de 17.05 pesos por litro. Esta proporción disminuyó frente a 45% que se había registrado en 2016.

Aumentos

De los 2.01 pesos que aumentará la Magna en 2017 respecto a 2016, 65%, es decir, 1.3146 pesos obedece al alza en los precios internacionales de referencia y costos de producción del combustible, calculó este diario.

En contraste, en la Premium, de los 2.98 pesos que aumentará en 2017, 1.9436 pesos obedecerán al alza en impuestos y 1.0364 pesos, equivalente a 35%, será por elaboración.

Para el diesel, el aumento de 2.42 pesos tiene que ver, en su totalidad, al incremento en costos de producción, puesto que la carga impositiva se reducirá en 0.2140 pesos por litro.

A partir de los datos de costos de elaboración de los combustibles, se puede establecer que en caso de que se decidiera fijar el precio de las gasolinas Magna y Premium en 5 pesos el litro, como lo han propuesto algunos sectores políticos, el gobierno tendría que asumir un subsidio a los automovilistas de más de 540 mil millones de pesos al año, dado el nivel actual de consumo que presentan ambos tipos de gasolinas.

Mayor recaudación

Roberto Mendoza, socio de la práctica fiscal de Energía de KPMG, dijo que actualmente el porcentaje de impuestos que se cobra en México es significativamente mayor, en comparación al 21 por ciento de carga fiscal que se aplica a combustibles en Estados Unidos.

Estamos hablando en este caso del doble de la carga tributaria en comparación a EU”.

Sin embargo, aseguró que quitar los impuestos a los combustibles representaría un impacto negativo en la recaudación del gobierno federal, pues en los últimos tres años se ha convertido en un importante “baluarte tributario”.

Ante la caída del crudo en los mercados internacionales, que han generado menores ingresos por parte de Pemex, se ha tenido que compensar con otros instrumentos.

El especialista dijo que el gobierno espera una mayor recaudación a través de las regalías esperadas por la exploración y extracción de petróleo por parte de empresas privadas.

Redacción Dinero Imagen 

Advertisements

¿Qué te parece?