Activistas que participaron en los bloqueos de la México-Toluca, a la altura de Ocoyoacac, se desligan de actos vandálicos que se han registrado.
Aseguran que son infiltrados de gobierno los que han llevado la violencia a las protestas toda vez que se trata de una campaña negra para deslegitimar el movimiento de protesta.
Su reclamo, abundaron, es a raíz del aumento en los precios de la gasolina y la represión de la que han sido víctimas por parte de las autoridades federales, jamás para vulnerar el Estado de Derecho o dañar propiedad ajena.

Sara García / Sé Uno Noticias

Advertisements